sábado, 20 de junio de 2015

Grandes proyectos de inversión... ¿en ciencia?

A lo largo del blog hemos dedicado numerosos posts a hablar sobre el Project Finance como herramienta para financiar grandes proyectos de inversión que de otra manera difícilmente podrían haber sido financiados. Una de las condiciones necesarias comúnmente aceptadas para poder financiar estos proyectos era que el propio proyecto garantizase la inversión, mediante unos flujos de caja futuros predecibles y estables.

Por otro lado, también hemos dedicado algún que otro post a estudiar las bondades de la incertidumbre, como la vida tiende a sorprendernos con una magia que escapa a nuestro entendimiento. Esta circunstancia es antagónica con la búsqueda de flujos de caja estables en los grandes proyectos de inversión, o al menos debería de ser si dejásemos a la vida correr su curso natural... lo voy a explicar mejor: Para financiar una planta petrolífera hay que asegurarse de que el petroleo va a seguir siendo necesario durante al menos los próximos 25 años. La pregunta entonces es evidente y la respuesta desde un punto de vista tecnológico la veo igual de clara (seguro que en 15 años podríamos desarrollar tecnología para que no tuviésemos dependencia del petroleo, si no existe ya :)) que la veo desde un punto de vista técnico-político (ni de broma van a dejar que se desarrolle esa tecnología). Los teléfonos móviles o Internet se ha podido desarrollar de manera natural simplemente porque no existían oligopolios hostiles competidores. Y no hay que irse tan lejos como con el petroleo, la realidad en España la podemos ver con la polémica del autoconsumo y la generación distribuida.

En resumen: por un lado están los grandes proyectos de inversión que requieren un futuro determinado; y por otro lado está la vida, con su infinita capacidad de sorpresa. En este contexo quiero responder a la pregunta ¿merece la pena invertir dinero en grandes proyectos de inversión relacionados con la ciencia sin saber muy bien cuales van a ser los resultados? Creo que se puede responder a esta pregunta con un argumento contundente, y para ello (como se hace en matemáticas para comprender las funciones) vamos a llevar el razonamiento al límite.

Imaginad que ponemos a trabajar juntos a 10.000 científicos en unas instalaciones que hayan costado 2.000M€ asignándoles un presupuesto de 600M€ anuales y vamos a ver qué pasa... ¿tiene sentido la inversión?

Pues afortunadamente lo descrito en el párrafo anterior es una realidad situada en la frontera entre Francia y Suiza y es el CERN. A priori, si analizamos el impacto mediático del CERN podemos ver como el interés en relación con el CERN ha tenido que ver con la antimateria, con el bosson de Higs y con la inauguración del acelerador de partículas: cosas poco útiles a priori.


Eso es para lo que se construyó el acelerador y en definitiva en ello se centra su interés, pero no son ni de lejos los descubrimientos o hechos más importantes que se han realizado en el CERN, ni sus principales beneficios para la sociedad, entre los que destacan:
  • En 1977 desarrollaron la tecnología que permite en la actualidad usar los trackpad y las pantallas táctiles.
  • En el mismo año sentaron en el CERN las bases para el desarrollo de la tomografía (procesamiento de imágenes por secciones) que ha permitido el posterior desarrollo tanto de las radiografías como de las resonancias magnéticas entre otros tipos de tecnologías fundamentales para el diagnóstico y conocimiento.
  • En 1989 crearon Internet como forma de mejorar la forma de trabajar entre ellos y con otros físicos del mundo.
  • El desarrollo de la tecnología asociada con los aceleradores de partículas revierte directamente en nuevas terapias para el tratamiento del cancer como son las terapias de protones o iones.
  • Por otro lado, esta misma tecnología permite importantes avances en la industria aeronáutica, nuevos materiales... la idea central es que toda esta tecnología permite actuar sobre la materia de maneras que antes no eran posibles.
  • Y en definitiva, multitud de avances relacionados con la física en general y con la mecánica cuantica en particular, sin los cuales no hubiese sido posible disponer hoy de los teléfonos móviles, del microscopio electrónico, de la secuenciación del genoma humano, de la energía solar fotovoltaica, de la energía nuclear, de los satélites meteorológicos, del láser (CDs, DVDs...), de los LED...
Por lo tanto, indudablemente SÍ merece la pena acometer grandes proyectos de inversión asociados con la ciencia.

viernes, 19 de junio de 2015

Gobierno corporativo, ética y el compliance.

Mi querido profesor Pablo Fernández escribió hace un par de días un artículo en Vozpopuli titulado ¿Buen gobierno o buenos gobernantes? Esta mañana me ha escrito pidiéndome opinión sobre el artículo y se la acabo de mandar... según repasaba el correo antes de mandarlo he visto que la cosa daba para un post y por ello aquí estoy.

Estimado Pablo,

Te cuento lo que me parece todo esto. A mi hablar de ética es algo que me pone bastante nervioso, y por extensión esto mismo me sucede con el buen gobierno. Antes de entrar en el fondo te comento que toda esta moda me recuerda mucho a cuando salieron las normas ISO de la calidad a finales de los 90's y a principios del nuevo milenio... ¿antes de existir la ISO 9000:2000 no existía la calidad? ¿antes de los 90's no había gente que hiciese las cosas con calidad? ¿todos los que están certificados trabajan con calidad?... pues lo mismo me parece que está sucediendo con todo esto del buen gobierno.

Como bien comentas las normas que hay son suficientemente razonables, lo que hay que hacer es primero cumplirlas, y después en caso de incumplimiento que actúen los mecanismos que deben actuar. Creo que todo esto es un tema cultural muy profundo, que se manifiesta tanto en la televisión cuando todos los referentes de éxito que hay están asociados con tener dinero (sin importar los medios) como en las aulas cuando se premia el repetir cosas como un mono frente al pensamiento crítico o la creatividad. Lo bien hecho bien hecho está y poco más se puede decir... lo único que se me ocurre decir es que, a hacer bien las cosas se aprende... y que para aprender hay que equivocarse... y que si no sabes hacer algo y lo haces por primera vez probablemente lo harás mal... en cambio de lo mal hecho considero que se pueden escribir ríos de tinta, y ahora creo que por fin es evidente que cantidad de cosas se han hecho mal. Aquí considero que hay que ir al fondo y no quedarse en la superficie. El fondo es el conocimiento y la honradez, la superficie es la imagen y la prensa... los políticos que nos gobiernan tienen todos los incentivos para quedarse en la superficie, y si de ahí les metes en los consejos de administración de las cajas de ahorro, o en los de las empresas del IBEX creo está claro lo que pasa.

Por terminar (que podría estar horas) sólo comentar el fenómeno de la proliferación del compliance y el creciente poder de estos departamentos en las entidades financieras. Parece ser que los principales bancos del país están contratando a miles de profesionales bien preparados para trabajar en sus departamentos de compliance... es tanta la normativa que se genera desde Basilea y desde la comisión entre otras fuentes que no dan abasto las entidades financieras para realizar una correcta digestión normativa. Yo que conozco gran parte de la normativa puedo decir con cierto grado de seguridad que estoy convencido de que pocas personas en el mundo la conocen en profundidad, es más, básicamente sólo la conocen dos grupos: los que la crean y algún despacho de abogados que lleve trabajando en esto desde los principios de los tiempos... por lo tanto, hablando de ética que es de lo que estamos hablando, en este marco regulatorio que nos estamos dando ¿quien va a hacer las cosas bien?... ¿no hay riesgo de caer en la parálisis por el análisis?... esto último de hecho ya está sucediendo y es una de las causas del estrangulamiento del crédito. Pues yo personalmente no pienso empezar a hacer las cosas mal, y frente a tanto papel y tanta norma debe prevalecer el sentido común, la razón, la profesionalidad y la buena fe.

domingo, 14 de junio de 2015

Los alquimistas

Estoy leyendo el libro de Neil Irwin "Los Alquimistas" y es muy recomendable para todo aquel que quiera entender el mecanismo que rige nuestro sistema desde hace unos 350 años. El sistema que ha permitido las revoluciones industriales, la construcción de increíbles infraestructuras y el impresionante progreso que se ha vivido desde entonces. También explica las crisis (en especial la que llevamos viviendo desde el 2007), la importancia de la confianza y justifica las impopulares decisiones de rescate de instituciones financieras.

Una de las tesis centrales del libro es que la piedra filosofal capaz de convertir el plomo en oro, ansiada por los alquimistas finalmente se descubrió, y está en posesión de los bancos centrales, los cuales son capaces de crear dinero con papel y una imprenta. Un gran poder conlleva una gran responsabilidad, y en este sentido se desarrolla el libro. Desde el Banco Central de Suecia (primer banco central) hasta la actual crisis europea el libro va desarrollando la relación entre confianza y progreso, entre liquidez e inflación, entre riesgo y rentabilidad contando interesantes historias e ilustrando numerosos activos financieros y la mecánica de los mercados.

lunes, 16 de febrero de 2015

¿Es posible entender la turbulencia?


Ya hemos comentado en alguna ocasión que una de las principales propiedades de los sistemas caóticos es la autosimilaridad, o lo que es lo mismo, encontrar pautas parecidas en sitios aparentemente diferentes. Por poner un ejemplo, la ecuación de la membrana permite describir el movimiento del parche batidor de un tambor, el perfil de velocidades de un fluido que se mueve por una tubería o la distribución del potencial eléctrico de una carga aislada. Un tambor, el líquido por una tubería o el campo eléctrico de una carga se comportan siguiendo las mismas ecuaciones.

En esta ocasión vamos a escribir también de sistemas caóticos, pero desde un punto de vista más global. Vamos a trabajar con el concepto de turbulencia y de nuestra capacidad intelectual para entenderla. Es un tema que puede dar mucho de si, que va mucho más allá del objetivo del blog (divulgar y entretener) y del tamaño razonable que debe de tener un post al uso... por ello pido disculpas ya que avanzaré a lo largo del tema en diagonal con el objetivo de transmitir únicamente una idea general (y dar caminos para desarrollarla). Vamos a ello; si queremos hablar de nuestra capacidad intelectual para entender el concepto de turbulencia una propuesta razonable puede ser dividir el post en las siguientes tres partes:

  1. El concepto de turbulencia,
  2. nuestra capacidad intelectual y 
  3. ¿qué quiere decir entender?

1) El concepto de turbulencia.

Sobre ¿qué es la turbulencia se ha escrito mucho? Desde un punto de vista técnico se estudia normalmente en teoría de fluidos. Está asociado con el caos y cierto desorden, y se suele estudiar por oposición al flujo laminar. No es la intención de este post profundizar en conceptos físicos, qué podrían llegar a explicar ¿por qué las pelotas de golf tienen agujeros?... prefiero combinar la visión racional de la turbulencia con otra visión más emocional, y para ello hablaré de Van Gogh. Parece ser que la representación del cielo y las nubes en tres de sus cuadros (La noche estrelladaCamino con ciprés y estrella -primera imagen-, y Campo de trigo con cuervos -segunda imagen-) coincidían casi perfectamente con las características de un fluido turbulento según Kolmogorov (el cual nació 10 años después de que muriese Van Gogh). Lo anterior no lo digo yo, lo dijeron en 2006 varios científicos del CSIC en una publicación de Nature. Parece ser que estos cuadros corresponden con etapas más convulsas en lo sentimental del pintor, en concreto La noche estrellada lo pintó en junio de 1889, durante su estancia en el asilo mental de Saint-Rémy.

2) Nuestra capacidad intelectual.
Ejemplo de dibujo de Jason Padgett

El concepto de capacidad intelectual es otro tema que puede dar de sí hasta lo infinito. Por poner un ejemplo, hablando sólo de la inteligencia Gardner en 1983 enunció la teoría de las inteligencias múltiples según la cual la inteligencia no es vista como algo unitario que agrupa diferentes capacidades, sino como un conjunto de inteligencias múltiples, distintas y semi-independientes. Por lo tanto, si la inteligencia como parte de la capacidad intelectual se puede considerar como un crisol de elementos diferentes entonces tratar de explicar la capacidad intelectual se antoja algo difícil. Hay que tomar cierta distancia y dividir, ante la duda distinguir. Se puede distinguir entre pensamiento y sentimiento por ir a lo sencillo, y ante esta distinción fue Camus el que dijo que "el ser humano aprende mucho antes a sentir que a pensar"... por lo tanto, nos quedamos con el sentimiento.

Continuando con la capacidad intelectual y eso del sentimiento, el caso de Van Goght y la turbulencia me recuerda en gran medida al de Jason Padgett. Jason es un vecino de Tacoma (Washington) que tras recibir un golpe en la cabeza desarrollo la habilidad de dibujar las matemáticas. Parece ser que el fenómeno tiene que ver con el síndrome del sabio (savant) y con la sinestesia. Los savants son personas con una memoria extraordinaria (Kim Peek, es probablemente el savant más famoso, llevado al cine en la película Rainman) y la sinestesia tiene que ver con un fallo en la conexión de nervios entre distintas áreas del cerebro que hacen confundir determinados sentidos (escuchar un sonido al ver un color o sentir el sabor de las palabras). Si Jason tiene la capacidad intelectual para dibujar el número Pi, el efecto doppler o un fotón por qué no iba a ser capaz Van Gogh de dibujar la turbulencia. Si ambos tienen dicha capacidad, ¿esa capacidad tiene que ver más con la razón o con el sentimiento? Vincent Van Gogh escribió a su hermano Theo el 29 de julio de 1890: "Sólo podemos hacer que sean nuestros cuadros los que hablen".

3) ¿Qué quiere decir entender?

Llegados a este punto podemos concluir que no todo se entiende con la razón. La belleza, el humor o la felicidad son algunos ejemplos. El estómago, la hipófisis, las gónadas o el corazón son órganos y glándulas tradicionalmente asociadas con la actividad intelectual sentimental. La ciencia persigue entender, igual que nuestra razón. El determinismo clásico deriva con facilidad en la pregunta ¿Se puede predecir el futuro? Sin duda si, y lo sabemos, y lo sentimos. Evidentemente si estamos ante un fenómeno donde predomine el azar puro no es posible predecir el futuro, pero todo lo que responde a motivaciones humanas (básicamente el 95% de nuestra vida) si es predecible, pero no sólo interviene la razón en estas predicciones. ¿Se puede entender la turbulencia? Si, pero necesitamos apoyarnos en algo más que la razón pura.

Vamos a intentar explicarlo con un ejemplo...

El genial Mandelbrot ideo una serie en apariencia sencilla. La serie es la siguiente:

 \left \{
\begin{matrix}
  z_0     & = & 0 \qquad \ & \mbox{(término inicial)} \qquad  \\
  z_{n+1} & = & z_n^2 + c  & \mbox{(relación de inducción)}
\end{matrix} \right.

Por ejemplo, si = 1 la serie sería 0, 1, 2, 5, 26, 677... si = 0,2 la serie convergería a 0,2763. Para unos valores de c la serie converge y para otros la serie diverge al infinito. Imaginemos que c pudiera ser cualquier número complejo y representásemos en una gráfica si converge cada número o no. Tendríamos la siguiente gráfica:


Y ahora vamos a tratar de entender la turbulencia. El siguiente vídeo representa un zoom en la anterior gráfica. Para hacer el vídeo estuvo trabajando a todo trapo un potente ordenador durante aproximadamente un mes... intentar entender la turbulencia es equivalente a intentar entender el video: la base es sencilla (la aparentemente sencilla serie de Mandelbrot), el desarrollo supera a la razón desde prácticamente el primer instante. Al amable y paciente lector que haya llegado hasta aquí sólo le puedo sugerir que se relaje y disfrute el vídeo... en ocasiones es el mejor camino hacia el conocimiento: disfrutar y sentir.

sábado, 17 de enero de 2015

Todo está conectado.

La distinción entre casualidad y causalidad en ocasiones es bastante difusa... 

Es casualidad que Buñuel, Dalí y Machado compartiesen residencia en Madrid durante los años 20 del pasado siglo. Es causal el desarrollo del genio de los tres como resultado de su formación y experiencias vitales. En este sentido es natural y significativo el cariño que sintieron hacia sus maestros: 
Como se fue el maestro, 
la luz de esta mañana 
me dijo: Van tres días 
que mi hermano Francisco no trabaja. 
¿Murió? . . . Sólo sabemos 
que se nos fue por una senda clara, 
diciéndonos: Hacedme 
un duelo de labores y esperanzas. 
Sed buenos y no más, sed lo que he sido 
entre vosotros: alma. 
Vivid, la vida sigue, 
los muertos mueren y las sombras pasan; 
lleva quien deja y vive el que ha vivido. 

Llevo unos días investigando sobre la figura de Julián Sanz del Río, y cuanto más leo, más y mejor entiendo algunas de las historias de España de los últimos dos siglos. El 1 de Octubre de 1857 pronunció el discurso inaugural del año académico en la universidad de Madrid (o central, la actual Complutense)... el discurso en relación con la ideología está en un lugar mágico: si lo lee alguien de derechas probablemente piense que es un discurso de izquierdas y revolucionario, si lo lee alguien de izquierdas lo contrario, a un católico es probable que le incomoden ciertos paralelismos entre Dios y la libertad, por contra un ateo leerá claramente el discurso de un creyente. Un lugar mágico que está en la dirección contraria que llega al dogma, un lugar mágico donde hay luz, alejado de las sombras de la caverna... el problema de los que recorren este camino ya lo planteó Platón en el libro VII de la República:

"Y, si tuviese que competir de nuevo con los que habían permanecido constantemente encadenados, opinando acerca de las sombras aquellas que, por no habérsele asentado todavía los ojos, ve con dificultad -y no sería muy corto el tiempo que necesitara para acostumbrarse-, ¿no daría que reír y no se diría de él que, por haber subido arriba, ha vuelto con los ojos estropeados, y que no vale la pena ni aun de intentar una semejante ascensión? ¿Y no matarían, si encontraban manera de echarle mano y matarle, a quien intentara desatarles y hacerles subir?"

Mezcla de causalidad y casualidad y sobretodo mucho esfuerzo se creó en 1876 la institución Libre de Enseñanza. La Institución es un gran nodo que permite afirmar que gran parte de las corrientes culturales españolas del s. XX están conectadas. Las conexiones con las generaciones del 98 y del 27 son evidentes. Si a esto sumamos grandes figuras como Joaquín Costa, Juan Ramón Jiménez, José Ortega y Gasset o Gregorio Marañón el ejercicio es sencillo y resulta fácil afirmar que la Institución Libre de Enseñanza sigue viva hoy en día.

Reunión de la Orden de Toledo en la Venta de los Aires. De izquierda a derecha, José Bello, José Moreno Villa, Luis Buñuel, José María Hinojosa (sentado) María Luisa González y Salvador Dalí. (FUENTE)



sábado, 3 de enero de 2015

¿El sueño de la razón produce monstruos?

Llevaba un tiempo sin desvelarme. Esta circunstancia creo que se ha producido por la combinación de dos motivos: el déficit / superávit de sueño en combinación con el estado de efervescencia del subconsciente.

El déficit / superávit de sueño responde a una ecuación muy sencilla: horas dormidas - actividad realizada. Si esta cantidad es negativa te vas durmiendo por las esquinas, si en cambio es positiva podemos seguir construyendo. En este sentido llevo una semana aproximadamente en el que he podido permitirme el lujo de volver a hacer ejercicio y estar tiempo con los enanos y además acumular superávit de sueño.

En estas circunstancias, muy tranquila hay que tener la conciencia para poder dormir del tirón. Evidentemente no debe de ser el caso cuando por aquí me encuentro a las 5:53AM. Seguro que de todo lo dicho hasta el momento hay académicos que han estudiado con pelos y señales cada punto (sueño, atención, deporte y descanso, conciencia, actividad nocturna del subconsciente...). Simplemente me he asomado a Internet con alguno de los temas anteriores y he podido comprobar como hay inmensos océanos en los que se puede estar nadando horas: el subconsciente y las maravillas del sueño o ¿Quién gobierna tu vida?

Dando vueltas en la cama no he podido evitar acordarme como en otras ocasiones no muy lejanas en el tiempo he dado esas mismas vueltas pero con peor sabor en la boca. Me ha venido en esta ocasión el recuerdo del grabado de Goya que da título a este post, y tirando de ese hilo aquí me encuentro. Merece la pena leer la pieza de la wikipedia dedicada a los Caprichos de Goya. Los editó en 1799, siendo una crítica bestial (en el sentido más amplio del término, incluido el literal) a la sociedad que le tocó vivir. Al perder el poder Godoy y los ilustrados, el pintor tuvo que retirar la edición de forma precipitada por temor a la Inquisición. Solo estuvo a la venta 14 días. En 1803 se le ofrecieron las placas grabadas al rey (para salvarlos) y no se volvieron a imprimir hasta 1821 (casualmente el año que dio fin a la Inquisición). De los caprichos han escrito Ortega o Azorín entre otros muchos (vuelvo a recomendar la entrada de la wikipedia que he señalado hace un par de frases)... parece que en ellos aparece la Duquesa de Alba, la técnica del grabado es espectacular, la sociedad de finales del XVIII era decadente (por ejemplo, en el Capricho 42, dos campesinos llevan a cuestas como bestias de carga a la nobleza y a los frailes ociosos, que son representados como dos burros contentos): corrupción, clases (estratificación estamental), sistema de valores fundamentado en el inmovilismo de las costumbres... vamos, que parece que hemos cambiado poco en el par de siglos que han pasado desde entonces.

El post me ha llevado por este sendero, pero mi objetivo no era ni mucho menos arrojar negatividad, sino en paralelo con el desahogo del subconsciente (ya casi concluido) comenzar a ordenar un poco los pensamientos en relación con este nuevo año que comienza. Hay mucho que hacer, y parece que finalmente el viento empieza a soplar a favor... unos puntos a tener en cuenta:

  • Desde el punto de vista de los sistemas de la información hay mucho trabajo por hacer tanto en justicia como en salud. En relación con el primero de los sectores, el decanato de los juzgados podría ser un excelente sitio por donde comenzar. En relación con salud hay que darle varias vueltas.
  • Tengo que publicar urgentemente en alguna revista que esté registrada en algún SJR.
  • Debería de darle un repaso a la ley concursal.
  • En 2015 hay elecciones municipales :)
  • Tengo que ordenar toda la documentación que tengo.
  • Hay que darle un empujón definitivo a www.pepster.es
De momento suficiente. Hay trabajo.

sábado, 27 de diciembre de 2014

Agujas y lana.

Me ha costado un poco llegar a la conclusión, pero una vez he llegado lo tengo claro. Ayer corriendo mandé una adenda a la carta oficial que en su día mandaron mis hijos a SSMM lor Reyes Magos de Oriente. En ella les he pedido dos pares de agujas (un par del 6 y otra del 8) y tres ovillos de lana para Luisete y para mi.

Llevaba tiempo dándole vueltas, desde que vi a una señora tejiendo en el metro. Al final encajan muchas piezas: es una actividad relajada, trabaja la psicomotricidad fina, desarrolla la autonomía... ¡y aprende hábitos muy útiles para programar!: Tejer es una actividad 100% recursiva, se puede realizar por módulos y luego hay que conectar los diferentes bloques entre si, hay que tener cuidado con la definición de las variables y ser sistemático, ya que si no no enganchas un bloque con otro... cuantas más vueltas le doy más puntos en común veo entre las agujas y el ensamblador y entre un telar y un compilador.

Una vez ya metido en harina te pones a investigar sobre la cosa (deformación profesional) y es fácil descubrir como ya está todo inventado: hay grafitteros del tejer, guerrilleros, grupos de Facebook, centros de terapia ocupacional, libros... vamos, que comenzar en esto del tejer es subirse a un tren que ya está marcha, sólo hay que encontrar un vídeo que explique como comenzar.
 
En definitiva, es un paso más en toda la corriente de "Do It Yourself" (Hazlo tu mismo) en línea también con el "Maker Movement". En este sentido hemos escrito ya en el blog varios artículos sobre la tendencia: compartir, microfabricación impresión 3D y Open Source... en este caso la diferencia es que lo tradicional converge con lo moderno, de manera análoga al destino de las economías de transición.